¿Qué es el cáncer de pulmón?

¿Qué es el cáncer de pulmón?
El cáncer de pulmón (CP) es el tumor que se
produce por la transformación maligna de
las células que revisten las capas del árbol
respiratorio (tráquea, bronquios y alveolos).
El pulmón es un órgano doble que se sitúa
en la caja torácica. Están separados el
pulmón derecho del izquierdo por una
estructura formada por ganglios y vasos que
se llama mediastino. El pulmón derecho es
mayor y se divide en 3 partes; lóbulo superior, medio e inferior; en cambio el pulmón
izquierdo sólo tiene los lóbulos superior e inferior. Cada pulmón está recubierto por una
fina membrana llamada pleura. El pulmón es la parte final y más importante del sistema
respiratorio. El aparato respiratorio comienza en la faringe donde llega el aire desde la
cavidad oral o desde las fosas nasales, sigue con la laringe que está en el cuello, a
continuación, la tráquea que es un tubo conductor de aire, ya situada en el tórax. El tubo
traqueal se divide en bronquio principal izquierdo y derecho que se introducen en su
pulmón correspondiente. A su vez, estos bronquios se dividen en forma de ramificaciones
en bronquios secundarios y bronquiolos para terminar en alveolos que son unos saquitos
circulares que es donde se efectúa el intercambio de gases. La función pulmonar es
permitir la respiración. En el momento de la inspiración, que es cuando tomamos aire,
llega el oxígeno a los alveolos pulmonares, y con la espiración se expulsa el dióxido de
carbono (CO2) de desecho de las células.
Según el tipo de célula que contenga el tumor se pueden distinguir dos grandes tipos de
CP; si las células son pequeñas en forma de granos de avena será el cáncer de pulmón
microcítico o de célula pequeña, y si no contiene estas células será el cáncer de pulmón
de célula no pequeña. Este a su vez se compone de otras variedades diferenciadas como
son el carcinoma epidermoide, el adenocarcinoma o el carcinoma de células grandes, pero
todos son “no microcíticos”. Aunque el tratamiento y evolución clínica de estos dos tipos

de CP es muy diferente, en lo relativo a la prevención vamos a referirnos siempre al CP
en su conjunto para conseguir que la información sea más comprensible.
Es un tumor más frecuente en el sexo masculino (80%) pero en los últimos años se está
duplicando en las mujeres debido al alarmante tabaquismo femenino. Es el segundo tumor
más frecuente en el hombre, superado solo por el cáncer de próstata, y el tercero en la
mujer, pero en conjunto es el tumor más frecuente en el mundo. En nuestro país supone
unos 28.000 casos nuevos (23000 hombres y unas 5000 mujeres) y dada su elevada
mortalidad unas 22.000 muertes anuales, es la primera causa de muerte en el hombre y la
segunda en la mujer. Es la principal causa de mortalidad por cáncer en el mundo llegando
al 30% del total. Tanto la incidencia como la mortalidad están descendiendo en el sexo
masculino, pero siguen subiendo cada año en las mujeres. La edad más frecuente de
diagnóstico es en torno a los 65 años, pero teniendo en cuenta una edad temprana de
incorporación al tabaquismo, con cierta frecuencia (5-10%) puede darse en personas
menores de 50 años.
Las tasas de supervivencia a 5 años dependen de muchos factores como la fase o estadio
en que se encuentre al diagnóstico o el estado general del paciente, pero podrían situarse
en torno al 25% a los 5 años. Para los estadios I rondan el 50%, para los estadios II el
30%, para los III el 20-15% y menos del 10% para estadios metastásicos (IV). Por tanto,
su pronóstico global es malo ya que es habitual que se diagnostique en estadios avanzados
e inoperables donde existe afectación de ganglios o metástasis en algún órgano (pleura,
pulmón, hígado, hueso, etc). Queda claro pues, que un tumor tan frecuente y con mal
pronóstico constituye un problema sanitario de gran magnitud y por tanto se hace
prioritario cualquier enfoque preventivo. Paradójicamente es también el cáncer más
fácilmente prevenible. Por este motivo es fundamental conocer su prevención y los
signos de alarma ya que un diagnóstico temprano es la única forma de curar la
enfermedad.

¿Cuáles son los Factores de Riesgo?
El factor implicado y causa de más del 90% de los CP es el Tabaco, este factor ocupa el
1º y 2º puntos del Código Europeo Contra el Cáncer, teniendo en cuenta que es el
carcinógeno más potente que existe. El riesgo depende del consumo de tabaco diario y
de la cantidad de años se exposición. Las personas exfumadoras van disminuyendo su

riesgo progresivamente hasta situarse tras 10 a 15 años cercano al riesgo de los no
fumadores. También acumulan un riesgo los fumadores pasivos, estas personas están de
forma continuada expuestos en ambientes cerrados al humo de tabaco por lo que a pesar
de no ser fumadores su riego puede duplicarse. A mucha distancia del tabaco se han
identificado otros factores de riesgo para el CP;
Otros Factores
 Exposición natural a Radón; es un material radiactivo derivado del uranio,
existente en el subsuelo de algunas zonas como en el noroeste de España.
 Exposición al asbesto; es un mineral que se utilizaba como aislante o material de
construcción. Las personas expuestas al asbesto en el trabajo o que convivan en
edificios construidos con ese material corren un riesgo mayor de desarrollar
cáncer de pulmón. Se debe evitar la inhalación directa y es obligatorio el uso de
equipos de protección respiratoria.
 La exposición laboral química (fibra de vidrio, hidrocarburos, arsénico, cromo
níquel, disolventes, polvo de sílice, pinturas etc)
 Los antecedentes familiares de primer grado.
 Contaminación atmosférica; supone un aumento del 5% de mortalidad por CP y
se compone de polución industrial, gases del tráfico y combustión del carbón. Este
efecto es mayor en áreas poco desarrolladas como Asia o África.
 Enfermedades pulmonares previas; la aparición de enfermedades pulmonares
crónicas (bronquitis, enfisema, fibrosis, tuberculosis, etc) o el antecedente de un
cáncer de pulmón anterior, son factores de riesgo para desarrollar un CP.
Grupos de Riesgo
El grupo de alto riesgo viene definido por personas mayores de 55 años, fumadores
importantes o exfumadores recientes (desde hace menos de 15 años) también con
consumo elevado. Podríamos considerar consumo elevado la cifra de 30 paquetes año que
equivale a 1 paquete día durante 30 años ó 2 paquetes día durante 15 años. Estas personas
podrían llevar revisiones periódicas con su médico y sobre todo acudir sobre la marcha
en caso de aparición de signos de alarma.
¿Cuáles son los Factores Protectores?
 Dieta mediterránea; consumo de frutas y verduras. Consumo de pescado.

 Realizar actividad física de forma regular.
Cómo se Presenta Clínicamente
Aunque en algunos casos el diagnóstico pueda ser casual al detectarse el tumor en una
radiografía de tórax realizada por otro motivo, en la mayoría de las ocasiones se
diagnostica cuando la enfermedad está desarrollada y ya en fase sintomática. Suele
comenzar con síntomas vagos respiratorios en un paciente fumador por lo que éste no les
da importancia; se trata de crisis de tos más intensas de lo habitual, un catarro que no se
quita, algo más de dificultad respiratoria, etc. Generalmente cuando se acude al médico y
se realiza el diagnóstico, el tumor ya está muy desarrollado localmente; con afectación de
estructuras pulmonares, de vasos sanguíneos, de la pleura o de los ganglios. También
pueden existir metástasis en algún órgano.
El diagnóstico inicial se suele realizar con una RX tórax y se completa con un TAC de
tórax y con una broncoscopia. A veces para el diagnóstico definitivo se realizan otras
pruebas como punciones guiadas por radiología, gammagrafías, PET, o intervenciones
torácicas como la mediastinoscopia.
Dado que como ya hemos dicho, el CP es un tumor que suele dar la cara cuando está muy
avanzado, debemos estar muy atentos cuando aparecen los primeros síntomas, ya que en
estas primeras fases es un tumor operable y curable. Estos signos de alarma cuando
aparecen en un fumador y persisten más allá de 3 semanas deben consultarse rápidamente
con su médico. Los principales signos de alarma del CP son;
 Sangrado en el esputo (hemoptisis)
 Cambio en las características de la tos
 Disnea (dificultad para respirar) mayor de la habitual.
 Dolor persistente torácico, espalda u hombro
 Aparición de silbidos o estridores al inspirar
 Ronquera duradera
 Síndrome constitucional (pérdida de apetito y peso, cansancio)
¿Cómo se previene el Cáncer Pulmón?
En cuanto a Prevención Primaria destacamos que el problema se resolvería con
abandonar el tabaquismo. Una medida tan sencilla eliminaría la primera causa de

mortalidad por cáncer en el mundo. Otra medida importante es el seguimiento estricto de
las medidas de protección en el trabajo para personas expuestas a sustancias químicas.
Como Diagnóstico Precoz se ha demostrado en algunos estudios que la realización
periódica de un TAC de baja radiación en fumadores activos mayores de 55 años puede
conseguir detectar casos de CP en fases precoces. Actualmente no está aún bien definido
quien serían los candidatos adecuados ni los riesgos a largo plazo de someter a personas
sanas a radiaciones periódicas.
Desde nuestra web le ayudamos a que conozca los principales factores de riesgo de esta
enfermedad y le animamos a que pueda corregirlos. Sin embargo, el principal factor de
riesgo es muy conocido y paradójicamente está al alcance de la mano.
Lo más importante en la prevención del CP es:
 ¡¡¡Abandonar el Tabaquismo!!!
 Proteger a los no fumadores de la exposición pasiva.
 Seguir de forma estricta las normas de protección laboral en el entorno de las
actividades de riesgo (minería, carpintería, vidrio, polvo de sílice, industria
química, etc).
 Acudir al médico en caso de que un fumador o exfumador note síntomas
respiratorios distintos de los habituales.
 Realizar dieta mediterránea y actividad física regular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.