Mujeres sufren más efectos adversos que los hombres tras tratamientos oncológicos

Ellas tienen hasta casi 50% más riesgo de padecer secuelas sintomáticas graves. Expertos llaman a las pacientes a reportar los síntomas siempre, con la finalidad de analizar un ajuste de los medicamentos.

Además de las enfermedades de base o la edad, el género es otro factor que entra en juego cuando se trata de los efectos adversos que provocan los tratamientos para el cáncer, Científicos estadounidenses descubrieron que estos malestares colaterales son desiguales y las mujeres tienen mucho más riesgo de presentarlos. La investigación, publicada recientemente en la revista Journal of Clinical Oncology, reveló que ellas tienen 34% más de probabilidades de desarrollar efectos adversos graves, en comparación con los hombres.
Además, las mujeres presentan más efectos secundarios hematológicos, como alteración en el conteo de glóbulos blancos Esta diferencia es aún más marcada cuando el tratamiento es inmunoterapia, con la cual ellas tienen 49% más de riesgo de secuelas que los varones. Los investigadores revisaron estudios oncológicos realizados por el Centro SWOG, una comunidad internacional que realiza ensayos clínicos de cáncer, con los cuales analizaron los casos de 23.300 pacientes. Así descubrieron que había niveles de toxicidad asociados al tratamiento más elevados en las mujeres que hombres.
Esto significa que ellas presentaron, por ejemplo, más vómitos, diarrea, alopecia o fiebre, La doctora Elisa Orlandini, ginecóloga oncóloga de la Red de Salud UC Chrristus, dice que esta diferencia entre géneros se observa durante la atención a los pacientes y es un tema que los médicos han empezado a conversar recientemente.
“Probablemente en todas nuestras reuniones es uno de los temas que ahora se toca, aunque las causas no están resueltas”, dice Orlandini, Una de las hipótesis, asegura, es que el estado hormonal de las mujeres puede alterar la forma en la que estas desechan o degradan los medicamentos Esto, a su vez, modula efectos adversos.
Orladini explica: “En las mujeres en edad fértil, se ha visto que el hígado funciona más lento y la depuración es más lenta, También se ve que la posmenopausia puede afectar la toxicidad del tratamiento”. Los autores del trabajo plantearon que las diferencias en el microbioma intestinal (la comunidad de bacterias que viven en el intestino) entre muj res y hombres también podría estar implicado, “dada su funciónen la regulación de las vías flamatorias, metabólicas e in se lee en el texto. Una de las conclusiones del estudio es que la desigualdad encontrada debe ser tomada en cuenta como un tema prioritario por pacientes y médicos. A juicio de la doctora Orlandini, esto es sin duda uno de los aspectos más relevantes para la comunidad a partir de esta nueva investigación. “Es muy importante que todas las mujeres bajo tratamiento oncológico hablen con su médico sobre sus síntomas. Si bien hoy se mide la toxicidad, síntomas cualitativos como fatiga osensibilidad deben ser conversados. Llamamos a reportarlos para que nosotros estemos en conocimiento ajustar mejor los tratamientos”, puntualiza la experta.

La comunicación entre el paciente y su médico es clave para intentar reducir efectos adversos. No normalizar las secuelas e informarlas permite ajustar tratamientos en la medida de lo posible, dice la doctora Ortandini.

https://www.litoralpress.cl/sitio/Prensa_Texto?LPKey=5TGAKDIECUHWZ43YAEPLMKXWFJR3NLGVOGZLZWMFQKP6I3M6UJEQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.