ESTA ENFERMEDAD NEURODEGENERATIVA ES CRÓNICA:

Hacer ejercicio y tener una dieta saludable ayudan a una progresión más lenta del párkinson

Como debido al envejecimiento de la población esta patología aumentará en Chile, los expertos señalan que es clave conocer los factores ambientales que pueden “controlarse” para evitar sus síntomas más graves.

Al hablar de párkinson probablemente venga a la cabeza la imagen de una persona que mueve involuntariamente la mano. Y a pesar de que los temblores incontrolables son uno de los síntomas más co: munes y conocidos de esta enfermedad neurodegenerativa, no todos quienes la padecen lo pre: sentan.
En realidad, “el síntoma más importante para el diagnóstico es la llamada bradiquinesia, que consiste en el enlentecimiento delos movimientos, Este se puede manifestar en los pacientes como una pérdida en la expresión facial, cambio en la letra, sensación de torpeza o ausencia de fuerza en una mano o un pie, generalmente en un solo lado del cuerpo.
El otro síntoma que usamos para diagnosticarlo es la rigidez que aparece en las extremidades o en el cuello”, explica Felipe Vial, neurólogo de Clínica Este trastorno es crónico, progresivo y el riesgo de padecerlo está dado por factores genéticos y ambientales, Y como según los especialistas la prevalencia de este mal aumentará en Chile (debido al paulatino envejeciento de la población en el país), los entrevistados coincide: en que es importante hablar de las diversas actividades neuro: protectoras que podrían retrasar su progresión.
Mejores pruebas cognitivas “La prevención de la enfermedad de Parkinson es un tema complejo: existe abundante investigación al respecto y aun así hay información contradictoria sin embargo, se han delineado algunos con más fuerza: por ejemplo, se ha observado que la actividad física ser protectora”, ase: gura Roque Villagra, neurólogo y académico de la Facultad de Med cina de la Universidad de Chile. De hecho, dores de la U.
De Kioto (Japón) publicaron recientemente un es tudio que concluyó que realizar de una a dos horas de ejercicio moderado por semana se asocia fuertemente «con menos rápido de es ta afección “Nuestros resultados son emocionantes, porque sugieren que quizás nunca es demasiado tarde para que alguien con párkinson comience un programa de ejercicios para mejorar el curso de su enfermedad”, dijo uno de sus au tores, Kazuto Tsukita, académico de la U. De Kioto.
Los resultados de la investiga ción, publicados en la revista de la Academia Estadounidense de Neurología, mostraron que aquellos pacientes con párkinson en etapa temprana que hicieron al menos dos horas semanales de actividad física obtuvieron mejores resultados en las pruebas cognitivas y tuvieron un progreso más gradual de la enfermedad que aquellos que no hicieron ningún ejercicio. Factores ambientales.
Aunque los factores genético: que aumentan el riesgo de padecer patología no se pueden modificar, Francisca Canals, neuróloga y docente de la Facultad de Medicina de la del Desarrollo, dice que sí se puede con “los estímulos ambientales, que son los precipitadores de la enfermedad. En ese sentido, hay elementos conocidos que se han asociado con mayor riesgo de contraerla.
Ahí se encuentran los pesticidas, el uso de agua de pozo, las exposiciones a metales pesados y a algunos minerales que se en la minería, como el manganeso, Asi también, hay factores que, por el contrario, han demostrado disminuir el riesgo de padecer párkinson, como el consumo de café y de tabaco”, La dieta también sería un factor protector.
“Alimentarse bien, evitar alimentos «como los lácteos, y también evitar la dieta occidental, que involucra alcohol más delo habitual, así como también ciertas grasas saturadas, podría ser preventivo”, señala Valeska Gatica, directora del Centro Tecnológico de Telerrehabilitación y Neurociencias en el Movimiento Humano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Talca. Villagra agrega que existe “toda una línea de investigación que liga a la Mora intestinal con la producción de párkinson. Al respecto, se ha observado que una microbiota variada se asocia con menor frecuencia a la enfermedad. Mientras que el consumo de la dieta mediterránea, rica en fibra y antioxidantes, también se ha asociado a una menor dad de padecer. En resumen, “las personas deben mantener un buen estatus de salud en la medida de lo posible.
Esto significa alimentarse bien, de forma sana, seguir la corriente delos vegetales frutas según su ingesta de carnes rojas, que también está indicado en el caso de algunas enfermedades metabólicas, y aumentar la ingesta de grasas nobles que están en pescados o en las aceitunas y paltas.
Además, intentar dormir bien e intencionar un buen dormir, o sea, dejar de lado toda la actividad cognitiva y pensante del día fuera del acto de dormir; la meditación también contribuye mucho a ello, Asimismo, hacer acti vidad física, hay mucha literatura que lo define como neuroprotector”, concluye Valeska Gatica

La prevalencia de esta patología aumentará en Chile debido al paulatino envejecimiento de la población.

¿ Cuándo se debería consultar al médico? “Uno de los mayores avances que se han realizado en las últimas décadas es comprender el curso natural de la enfermedad. Porque antes de que aparezca, lo que nosotros normalmente conocemos como párkinson, existe un conglomerado de síntomas, llamados premotores, que pueden anteceder por años a los clásicos”, dice Roque Villagra.
Así, consultar a un médico si se nota pérdida de olfato, lentitud del tránsito intestinal, cuadros ansiosos, depresivos y un trastorno del dormir en el cual las personas actúan lo que están soñando podría ayudar a los profesionales a detectar precozmente la patología. “Esto es de extrema importancia para actuar antes de que se produzca mayor daño”, concluye el especialista.

ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.